César sonajero reversible

Cuelga a César de la sillita del bebé y te acompañará allí donde vayas. ¡Pero, espera! ¡Sorpresa! César guarda un as en la manga: es reversible y se transforma en Célestin, el conejito que sujeta un mordedor flexible.